Cargando...

Lo que tapa la nieve

Laura Aparicio, 2014

sobre

Datos técnicos.

Duración
>60'
Personajes
5
Actrices
2
Actores
3
Público
Adulto
Formato
Pequeño
Estrenada
No
Año
2014

Sinopsis.

Últimas horas del treinta y uno de diciembre del 2017. La nieve caída días atrás dificulta el acceso a un tanatorio en las afueras de una gran ciudad. Mateo es el encargado de recibir a los familiares del compositor y director de orquesta César Román Estivel. "Lo que tapa la nieve" nos invita a mirar a través de un microscopio los secretos de una familia: imagen ampliada de la célula familiar donde los niños siempre fueron el futuro y todos querían tener el suyo. Micrographia de los bebés robados que comenzó al término de la guerra civil española y fue perpetuado en el tiempo hasta hace bien poco. Es un thriller que camina sobre una partitura musical. Comienza con una obertura para continuar con estructura de concierto, dividida en tres movimientos y a su vez subdivida en cuatro escenas marcadas por un patrón rítmico.

Notas.

"Lo que tapa la nieve" quiere ser una lupa sobre el proceso de búsqueda de los bebés robados, de las dificultades de las asociaciones y del impedimento de las instituciones que intentan acallar el estruendo de las voces que piden esclarecer los hechos. ¿Qué se siente cuando quieres ser encontrado pero nadie te busca? ¿Qué se siente cuando descubres que no sabías que te habías perdido? Monólogos con una poética donde -de una manera descarnada- se muestran perversiones y fantasías, se enlazan con escenas de un realismo extremo para conseguir mezclar los imaginarios. El pato salvaje de Henrik Ibsen está muy presente, así como las dramaturgias de Harold Pinter y José Sanchis Sinisterra. Acercamiento desde una postura singular a la mentira vital: "Si quita usted la mentira vital a un hombre vulgar, le quita al mismo tiempo la felicidad" (Henrik Ibsen). "Cuando dos soledades se encuentran, se reconocen" (Jordi Dauder).

Fragmento.

Aquí te dejamos un extracto de esta obra que ha sido escogido por la autora. Puedes leerlo y valorar así si te interesa solicitar el texto completo.

Solicítala.

Si esta obra se ajusta a tus necesidades y quieres leer el texto completo, pídeselo a la autora explicándole el motivo por el que te interesa su obra.

sobre

Biografía.

En un momento de mi vida cambié la arqueología por la danza, la danza por la interpretación —cine, teatro, televisión— y la interpretación por la dramaturgia. Al fin y al cabo hay mucho en común entre excavar a la búsqueda de piedras o de personajes. Los pasos son casi los mismos: descubrir, desempolvar, recuperar, indagar y mostrar esas historias. Fue indispensable el empuje de un compañero actor y escritor; embeberme de las dramaturgias de José Sanchis Sinisterra; los análisis de textos con Fernando Piernas; los laboratorios de María Velasco y Alberto Conejero; retomar guion con Ángela Armero, años atrás tanteado junto a J. Oristrel y "abismarme" con Antonio Rojano y su Escritura del Abismo en el CDN. Veremos lo que los dioses me deparan en breve. Ahora mismo… feliz de escribir.

Escritura.

Para mí la escritura son preguntas. Preguntas donde las respuestas son siempre inconclusas, engañosas y mutantes. Por eso es tan importante atreverme a mirar, como quien asoma el ojo sobre el balcón de la lente en un microscopio: ¡ahí es donde se puede ver a la condición humana en todo su esplendor, fascinante e infinita! Por un lado, mi escritura habla de la mujer que quiere ser dueña de su destino —revelándose del papel del cuerpo y de la psique— en los espacios en los que el estado y la sociedad quieren perpetuarla; y por el otro, el hombre que se debate entre permanecer donde está o moverse hacia la esperanza de lo hasta ahora desconocido. Los diálogos están a veces rotos, inacabados, por la falta de escucha o por las ganas de huir. Los monólogos son esenciales: insolentes, corrosivos, con una poética donde —de una manera descarnada— se muestran los estados emocionales del ser humano político: perversiones y fantasías que se generan desde las clases sociales y por supuesto desde la familia. Siempre la familia. Y como no podía ser de otra forma: lo trágico en contraste con lo cómico; la barbarie con lo sutil; la inocencia con la violencia en la soledad de las almas, donde la angustia y la risa mueven a la par desde lo más profundo del ser.